Entrevista a Yohanna Alfaro Herrera, antigua alumna del Máster en Odontología Familiar y Comunitaria

Yohanna Alfaro Herrera es Cirujano Dentista egresada de la Universidad Anáhuac Mayab (UAM). Se diplomó en Odontología en esta misma universidad y consiguió el Premio a la Excelencia CENEVAL en el año 2015.

Realizó el Máster en Odontología Familiar y Comunitaria de la Universidad de Sevilla, formando parte del voluntariado de la Clínica Dental Solidaria de Obras Cristianas en Gibraleón y también en el CETI en Melilla.

Posteriormente completó el Experto en Metodología de la Investigación en Ciencias Odontológicas por la Universidad de Salamanca, ejerciendo en la actualidad su profesión en su consulta privada, actividad que compagina con su papel de Profesora en la Facultad de Odontología de la Universidad Anáhuac Mayab.

¿Cuál fue tu trayectoria antes del Máster en Odontología Familiar y Comunitaria de la Universidad de Sevilla?

Terminando mi tercer año de bachillerato ingresé a la Facultad de Odontología de la Universidad Anáhuac Mayab, donde estudié durante 4 años y realicé un año de servicio social en la clínica de mi universidad.

A lo largo de toda mi carrera, formé parte del comité organizador de brigadas médicas y odontológicas de la Universidad llamado Salud en Movimiento y frecuentemente visitábamos localidades de bajos recursos y les brindábamos servicios dentales de manera gratuita.

El último semestre de mi licenciatura, presenté un examen (CENEVAL) que se presenta a nivel nacional en todas las facultades para evaluar el nivel de conocimientos de las distintas carreras universitarias y fui una de los 13 estudiantes de odontología a nivel nacional que recibió el premio a la Excelencia CENEVAL.

¿Por qué elegiste el Máster en Odontología Familiar y Comunitaria en lugar de otras opciones?

Porque me gustó el enfoque integral que le dan a la odontología, el poder atender a todo paciente que llegue a tu consulta y brindarle servicios con una visión integral siempre buscando la salud y bienestar del mismo.

Y en segundo lugar, pero no menos importante, porque el enfoque social que le dan a la odontología al atender a gente en situación de exclusión social me resulta muy enriquecedor, ya no sólo como profesional, sino como persona.

¿Qué te motivó a realizar el Máster?

El querer enriquecer mis estudios y conocimientos, complementando lo que yo ya traía de mi Universidad, con otra gran Universidad del otro lado del mundo de la mano de grandes profesores y compañeros que sumaron a lo que yo ya conocía nuevas técnicas, nuevos métodos de trabajo y de estudio que creo que me han vuelto una profesional mucho más completa.

¿Qué supuso en tu carrera profesional?

Pues creo que decir que enriquecer mi currículum está de más. Más que nada amplió mi panorama y me ayudó a encontrar y conocerme mejor como odontóloga, el definir cómo quiero y cómo me gusta trabajar, qué quiero lograr, fortalecí las áreas en las que me faltaba preparación y conseguí muchísima práctica que me ayudó a regresar a México siendo una profesional más completa de lo que me fui un año atrás.

¿Supuso un avance en tu nivel de conocimientos, capacidades y aptitudes?

Totalmente. Al tener tantas horas de práctica y al saber aprovecharlas, te das cuenta en qué te hace falta trabajar y al tener la agenda llena todos los días, terminas mejorando. Esto te va nutriendo y dando más sed de conocimientos y te vuelve mejor día a día.

¿Cómo valoras el componente práctico del máster?

Yo creo que es lo que más abunda ya que todos los días tienes la oportunidad de trabajar a tope toda la jornada. Claro que depende mucho de la disposición que tengas. Pero, si sabes aprovechar las oportunidades que te brindan, te faltarán horas para atender a todos los pacientes que te dan la oportunidad de atender.

¿Cómo valoras la formación en implantología?

Creo que te ofrecen la oportunidad de comenzar a practicar con los pacientes y su rehabilitación. En mi caso yo tuve la oportunidad de colocar 4 implantes y rehabilitar un par de ellos y creo que los doctores y cirujanos que colaboran con nosotros constan de una excelente preparación y son un gran apoyo y una gran fuente de conocimiento.

¿Consideras que la atención odontopediátrica tiene un desarrollo adecuado?

Para mí es de lo que más se le puede sacar jugo. Hay muchísimos pacientes infantiles por atender y en mi caso, mi conocimiento fue de un 3 a un 10. Atendí a muchísimos niños, con situaciones muy extremas de los que pude aprender muchísimo, desde los procedimientos, hasta el mismo trato con ellos.

¿Aconsejarías el máster a otros compañeros?

Por supuesto que sí, de hecho ya lo he hecho, lo hago y lo haré.

¿Qué importancia ha tenido la maestría para su incorporación como profesora en la Universidad Anáhuac Mayab?

Pues yo creo que al saber que tengo preparación en España, en una prestigiosa universidad como la Universidad de Sevilla y con tan alto nivel práctico donde se sabe que hay muy buen nivel odontológico, esto me dio un plus o cierta ventaja que hizo que mi acceso a la Universidad fuera mucho más sencillo.

Más información sobre el Máster en Odontología Familiar y Comunitaria de la Universidad de Sevilla.

> volver Máster en Odontología Familiar y Comunitaria > volver Noticias